El Trilema Energético y la visión pacifista de Einstein

Existen tres esferas en el sector energético que se convierten en un dilema mayoritariamente conocido como “Trilema Energético”. El trilema, según el World Energy Council, está vinculado a la complejidad de las metas que enfrentan los gobiernos de garantizar el suministro de energía, proporcionar su acceso de forma universal y al mismo tiempo promover la protección ambiental.

La primera esfera sobre seguridad energética, está enlazada a la capacidad de los Estados de proveer energía con fuentes propias o externas para satisfacer la necesidad actual y futura. Por ejemplo, Argentina, a pesar que dispone de vastos recursos energéticos, es un país importador de energía por lo tanto nuestra seguridad está relacionada a la capacidad de mantener el suministro desde el exterior.

El segundo eje de equidad energética, se refiere a un acceso universal y constante del recurso energético. Por ejemplo, existen zonas en las que el suministro eléctrico no llega y de este modo no se garantiza el acceso universal a la energía.

El último eslabón del trilema es la Mitigación del impacto ambiental. Está vinculado a la capacidad de eficiencia y ahorro y a la promoción de fuentes renovables de energía. En muchos países de Europa, las comunidades generan sus propios recursos energéticos pues esa zona tiene una fuerte dependencia energética por falta de disponibilidad de recursos como el gas o el petróleo.

Particularmente la última esfera del trilema, está enlazada a problemas principales como la paz internacional. La disputa de recursos como el petróleo y el carbón, su acceso y explotación, no solo son un problema a nivel económico sino también social. Un claro ejemplo es Vaca Muerta donde la explotación del pozo es totalmente rentable, pero genera discordancias con las comunidades locales y los grupos protectores del medio ambiente. No se puede negar que la paz de ese territorio se ve amenazada por intereses nacionales y de empresas internacionales.

En el verano comencé a leer “Mi visión del Mundo” de Albert Einstein, donde a través de narrativas cuenta mucho cómo este popular científico observó a la sociedad y la política. Lo conocemos por su teoría de la relatividad, pero no por su particular modo de comprender los sucesos de su época.

La Paz y los procesos de desarme fueron una cuestión coyuntural en su vida. Por caso, afirma que no debemos dejar en manos de los gobiernos la responsabilidad de luchar contra los armamentos y el “espíritu bélico” ni tampoco dejarlo en manos de grandes organizaciones. Analizando sus palabras, considero que quiere decir que la forma correcta es ejerciendo el poder unipersonal. Extrapolando este caso a la energía y los conflictos, la pregunta a responder es: ¿qué debemos hacer como ciudadanos para garantizar la paz y evitar conflictos por recursos energéticos? Una respuesta puede ser la demanda a los gobiernos de incorporar fuentes de energía renovable, que potencien la auto-capacidad de abastecimiento, reduzcan las fuentes de emisión de carbono y generen una menor explotación de recursos naturales finitos. Si logramos auto-satisfacer nuestras necesidades de energía, evitamos entrar en conflicto con países vecinos, empresas locales o internacionales.

Finalmente, Einstein sostenía que la participación activa a fin de resolver el problema de la paz es una “responsabilidad moral que ningún hombre consciente puede dejar de lado”. Por tanto, ¿Cómo piensas el vínculo del trilema con la paz internacional? Puedes dejar tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *